UA-114415166-1

INICIATIVA DE LIBROS EN LAS CALLES, UN PROYECTO COMUNA LECTORA DE HUALAÑÉ

Poner libros y revistas en distintos sectores de la comuna para tratar de que nos entusiasmemos con los libros,

Tesoro léxico Alejandro Faúndez Vera 01 de abril de 2019
libros

Hay iniciativas que nos parecen buenas y otras no tanto. Nadie puede pretender que todo lo que se haga sea considerado como positivo, como plantean algunos ni tampoco todo malo, según actúan otros.

Pero dentro de las iniciativas del Daem y municipio, no puede haber duda que la idea de las “bibliotecas de calle”, por llamarlas de alguna manera, que pretende poner libros y revistas en distintos sectores dela comuna, es verdaderamente innovadora y digna de aplaudir.

Reflexionando sobre la problemática del libro, nos podemos dar cuenta de que si bien Chile tiene uno de los impuestos más altos del mundo y que es prácticamente el único que lo tienen en América del sur, el problema de la falta de lectura, y hay estudios que lo confirman, no está en el alto IVA, sino más bien en otros factores.

La explicación es multifactorial, entre otros, en fallas en los mismos programas escolares que “obligan” a leer ciertos textos, a aprender ciertas teorías en vez de centrarse en buscar al placer de leer.

Junto con ello y otros más, quizás el más importante, es la falta de ese hábito en los adultos.

Si nuestros hijos, si nuestros alumnos,  no nos ven leer y observan que solo vemos televisión o estamos pegados al celular, poco impacto tendrá una campaña como la aludida.

Por ello, junto con acciones como la comentada, debemos intentar volver a los libros, que los niños nos vean leyendo, que compartamos historias con ellos, que antes de regalarles un celular, le regalemos libros con hermosas estampas, cuentos adecuados a sus edades, libros para jóvenes y adolescentes.

Porque, si usted considera positivo que sus hijos lean, tiene que regalarle libros. Piense ¿Cuántos libros ha regalado en su vida? Demasiado pocos o ninguno, es lo más probable.

Paradojalmente, Chile tiene el impuesto al libro más alto de América del sur, pero a pesar de ello, es el país que más lee.

Entonces, si queremos un Hualañé lector, partamos por leer nosotros, los adultos; por llevar un libro en la mano, antes que el celular; a llevar un libro en el auto, antes que el celular; a entretenernos leyendo un libro antes que hacerlo en un celular. Sin el ejemplo, difícilmente una  campaña de lectura puede tener éxito.

Y para este 23 de abril, Día Internacional del libro, regale un libro y una rosa.

https://elpais.com/economia/2012/08/22/agencias/1345667733_927147.html

Te puede interesar