CAMPAÑA DE VACUNACIÓN CONTRA LA INFLUENZA

La Influenza es una enfermedad respiratoria aguda que puede transmitirse al toser o estornudar.

Salud y cuidado personal Por: Alejandro 14 de abril de 2017
Influenza
Tips contra la influenza

El 13 de marzo el Ministerio de Salud (MINSAL) dio comienzo a la campaña de vacunación para prevenir el contagio de Influenza en la población y disminuir así el número de hospitalizaciones y muertes a causa de este virus. Es por eso que queremos informarte sobre esta enfermedad, los grupos más vulnerables y la importancia de recibir la vacuna.

La Influenza es una enfermedad respiratoria aguda, provocada por el virus que lleva el mismo nombre y que se contagia a través de gotitas que quedan en el aire. Por lo tanto, puede transmitirse al toser o estornudar, al tomar contacto con la saliva de algún paciente contagiado con el virus, a través de un vaso, por ejemplo; o incluso por tocar alguna superficie infectada con Influenza y luego llevarse las manos hacia la boca o nariz. Se trata de una enfermedad autolimitada, es decir, que el cuadro suele revertirse solo; sin embargo, puede generar complicaciones importantes en pacientes más vulnerables, como el caso de las neumonías en niños. Según el MINSAL, entre 400 y 500 muertes anuales estarían asociadas a esta enfermedad, predominantemente en adultos mayores.

La kinesióloga Marcela Salas, jefe del Programa de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) del CESFAM Pablo Neruda señala que existen distintos tipos de Influenza, pero que no todas afectan por igual a las personas. “Existen cuatro tipos de Influenza, A, B C y D. Las de tipo A y B pueden generar pandemias en los seres humanos y tienen muchas variantes (cepas o subtipos). La influenza tipo C es poco frecuente y provoca síntomas de infección respiratoria leve, no generando epidemias. Finalmente, la tipo D se da en el ganado y aparentemente no contagia a los humanos. Respecto a la severidad, la Influenza tipo A es la única que ha generado pandemias, al menos en los últimos 40 años”, explica.

¿A quiénes afecta?

Este virus puede afectar a todas las personas, por lo que es recomendable tomar medidas de protección al tener contacto con algún enfermo por Influenza. Es decir, evitar el contacto directo con el contagiado, usar mascarilla, ventilar a diario los espacios cerrados, mantener un correcto aseo y lavarse frecuentemente las manos. Sin embargo, hay grupos poblacionales que están más propensos a contagiarse y tener cuadros más severos, como los pacientes con patologías crónicas, población ubicada en los extremos de la vida (niños y adultos mayores), e inmunodeprimidos.

Síntomas y tratamiento

Los cuadros de Influenza suelen darse predominantemente durante el otoño e invierno, prolongándose por alrededor de una semana. “Se caracteriza por tener comienzo brusco, con fiebre alta, sobre 38ª, odinofagia (dolor al tragar), cefalea (dolor de cabeza) y mialgia (dolor muscular). Se puede acompañar de secreción nasal, tos ocasional, dolor articular y fatiga. Si el paciente no es de riesgo ni tiene síntomas de gravedad, se trata con antipiréticos y antiinflamatorios, de manera ambulatoria. En caso de ser un paciente de riesgo o con síntomas graves, se trata con un antirretroviral y se hospitaliza. El antirretroviral más usado en Chile es Oseltamivir”, cuenta Marcela Salas.

Campaña de vacunación

Universalmente la vacuna contra la Influenza es el método de prevención más utilizado, el cual debe complementarse con las medidas de higiene y precaución ya mencionadas. “Hay que vacunarse con una frecuencia anual, porque los virus son capaces de mutar de un año a otro. La vacuna permite disminuir el riesgo de contagio de la Influenza A y B, principalmente en los grupos de riesgo. En caso de ser contagiado, los síntomas debieran presentarse de manera más leve. Además, se disminuye el riesgo de hospitalización, pro complicaciones como la neumonía, por ejemplo, y de muerte por Influenza”, señala la especialista en infecciones respiratorias agudas.

La campaña nacional de vacunación del MINSAL -que comenzó el 13 de marzo y debería prolongarse durante marzo y abril -es gratuita para la población que está en mayor riesgo. La kinesióloga del Programa IRA, Marcela Salas, señala cuál es este grupo:

*Embarazadas a partir de la 13° semana de gestación

*Niños entre seis meses y cinco años, 11 meses y 30 días de edad

*Adultos de 65 o más años de edad

*Pacientes respiratorios crónicos

*Trabajadores de avícolas y criaderos de cerdos

*La gran mayoría de los pacientes con patologías crónicas, como hipertensión arterial, diabetes y enfermos renales, entre otros.

Te puede interesar