UA-114415166-1

LA HISTORIA DEL CAMINO LLAMADO SIETE VUELTAS QUE UNE LICANTÉN CON VICHUQUÉN

Esta vía de 16 kilómetros nace hace muchos años debido a la necesidad de los vichuqueninos de conectarse con el exterior.

Lugares para visitar Por: Alejandro 26 de julio de 2018
thumbnail_FB_IMG_1532203635725

Su nombre real o técnico es simplemente Ruta J-810, vía que une los pueblos de Licantén con Vichuquén y viceversa. Entre la gente, eso sí, se le conoce como “Las Siete Vueltas” y tiene historia, presente y futuro.

Esta vía de 16 kilómetros nace hace muchos años debido a la necesidad de los vichuqueninos de conectarse con el exterior. Primero fue masivamente con Hualañé y después con Licantén, y se debió principalmente a la llegada del tren a Hualañé, en donde los llicanos, vichuqueninos y comunidades aledañas  tuvieron la alternativa de comercializar sus productos, llevándolos en carretas. Se abrieron caminos, primero a Hualañé y después a Licantén.

En el último caso, fue de dos formas, primero a través de una huella por el sector de Uraco, ya que transitaban solamente a caballo y mulares, y cuando comenzaron a operar las carretas nace el camino de “Las Siete Vueltas” por su actual tramo. Se le colocó ese nombre por el número de curvas en lado Norte o del lado de Vichuquén.

De Llico y otros sectores aledaños -porque el tema del muelle nunca se ejecutó en plenitud- comenzaban el viaje el día anterior, mientras que los vichuqueninos, lo hacía a contar de la medianoche, para llegar a la amanecida a la Estación. Dependiendo de la carga, las carretas eran tiradas por dos o más yuntas de bueyes y en el caso de la subida de Vichuquén (Las Siete Vueltas), se ayudan entre todos los que viajaban en la caravana, subiendo primero una carreta y después otra y así sucesivamente.

En realidad hay miles de historias dignas de contarlas, pero de seguro son para otro reportaje.

Te puede interesar