UA-114415166-1

EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL COMERCIO HUALAÑECINO

Restaurant “Ally” y su nueva realidad producto de la pandemia

Locales PrensaHuala 29 de abril de 2020
ally 1
thumbnail_ally 2

“Ally” debe ser una de las marca comerciales más antiguas de Hualañé. En la esquina de Libertad con Luis Cruz nació como fuente de soda al paso exactamente un 15 de septiembre de 1995, “en sus dos metros cuadrados”, como recuerda su  fundadora  Alejandra Calderón. “Así después fuimos creciendo metro a metro, hasta en un año también ampliarnos al segundo piso”. Recuerda que comenzó vendiendo completos a $500 para luego sumar sus famosos lomitos y churrascos.

Todo eso duró 13 años, hasta que Diana Garrido Farías adquiere el local y le adapta su actual nombre: “Restaurant & Cabañas Ally”, manteniendo la calidad de los productos y lo acogedor del local, como también innovando con comida internacional, además de ampliar el rubro instalando cómodas y modernas cabañas para el uso de turistas.

Es Diana la que nos cuenta cómo le ha afectado esta nueva realidad producto del covid: “Con los clientes ha sido difícil, ya hemos tenido que aprender a hacer algo que era un poco nuevo y que no estábamos acostumbrados como es el delivery. Y para el cliente igual ha sido un tema. Porque nuestro fuerte es el trabajador que viene desde afuera y no tiene dónde comer. Al principio costó que se entendiera que sólo se puede vender para llevar.”

En cuanto a las medidas sanitarias impuestas por  el decreto municipal señala: “ Y ahora nosotros desde antes (del decreto sanitario) como restorant teníamos algunas medidas tomadas, como el uso de mascarillas, el lavado de manos. También disponíamos de alcohol gel.  Lo que si cuesta es el distanciamiento. El que la gente deba esperar afuera del local.”

Pero también en lo administrativo y laboral han debido adaptarse a los nuevos tiempos. Con mucha tristeza Diana nos señala cómo ha enfrentado la relación con el personal que por años trabajó junto a ella: “Con los colaboradores directos ha sido más difícil. Teníamos ocho personas que trabajaban en forma permanente en dos turnos. Eso cambió ahora a tres colaboradoras las cuales se turnan por semanas.  Fue una decisión muy, pero muy difícil ya que habían lazos desde que tengo el restorant. Una situación que nunca habría querido que pasara, pero lamentablemente las ventas no son las mismas.”

Con esta misma pena seguramente son muchos los negocios de Hualañé que están viviendo la realidad que impone el covid. Realidad en sus ventas y en la relación con empleados y trabajadores. “Restaurant & Cabañas Ally” asume esta nueva realidad con esperanza de que pronto podamos salir de esta situación, para volver a crecer, generando empleo y entregando el servicio que los caracterizaba.

Te puede interesar