PSU 2018: LOS ASPECTOS CLAVES PARA LA PLANIFICACIÓN DE LAS PRUEBAS DE LENGUAJE Y MATEMÁTICAS

A pesar de que la Prueba de Selección Universitaria (PSU) se realiza a fines de año, dos puntajes nacionales concuerdan que para obtener un buen resultado se necesita preparar los exámenes con anticipación.

Educación Emol 09 de febrero de 2018
descarga (2)

A fines de enero los jóvenes quedaron matriculados en las distintas carreras de la educación y muchos quedaron en la carrera y universidad que aspiraban gracias a su alto puntaje en la Prueba de Selección Universitaria (PSU). Por eso, aunque la PSU es a fines de este año, para lograr el máximo resultado lo recomendable es ya empezara familiarizarse con cada una de las pruebas que son prioritarias para el interés del estudiante.

Con eso contexto, algunos puntajes nacionales revelan cómo fue su preparación en los distintos test de este examen de selección múltiple.

Planificación con tiempo

Geraldine Muñoz, doble puntaje nacional en Matemáticas y Ciencias, dice que en su caso hizo la mayor cantidad de ejercicios que pudiese. "Como la materia que entra en la PSU es muchísima, uno puede enfocarse en sus mayores debilidades y eso se detecta más fácil haciendo ensayos; por ejemplo en matemáticas puedes ver donde están tus mayores falencias (geometría, probabilidades, aritmética, etc.) y hacer más ejercicios de ese tipo en particular", dice.

Sin embargo, indica que "no hay que irse al otro extremo y estar como "máquina" haciendo ejercicios; si estás muy estresado, descansa; si tienes sueño, duerme; a muchos les pasa que llegan a un punto de exigirse tanto que finalmente llegan a la PSU y colapsan, quedan en blanco y todo el esfuerzo que hicieron pareciera quedar en nada. Lo importante es saber ocupar bien el tiempo".

 Asimismo, la estudiante de Medicina sostiene que es importante "no desesperarse por cuantas malas uno saque en los ensayos, si te alcanza o no para entrar a la carrera que quieres porque por algo son ensayos, tienes todo el derecho de equivocarte, lo importante es aprender de ellos para que después no te pase lo mismo en la PSU".

Quien también entrega consejos para los próximos estudiantes que rendirán la PSU es Joaquín Amaya, que fue puntaje nacional en Lenguaje.

"Para mí el factor más importante fue hacer ensayos y así me fui acostumbrando al formato y al momento de dar la PSU no estaba nervioso porque fue como hacer un ensayo más".

El ahora estudiante de Derecho dice que de esa forma conoció la estructura y cómo iban a ser las preguntas. Además indica que lo más complicado de la prueba fue "la parte de la comprensión lectora porque era mucho más impredecible y no sabes qué género vas a aparecer". Es por eso que su mayor consejo en la prueba de Lenguaje es leer lo que más se pueda.

"En mi caso yo leí diarios, cuentos, novelas y eso me ayudó a entender más". Amaya añade que para tener un buen resultado en este test específico hay que prepararse pero también hay que ir muy confiado "porque todo el nerviosismo es mental, si vas con una actitud derrotista no vas a llegar a ningún lado".

Te puede interesar