ANIVERSARIO 120 DE SERGEI EISENSTEIN, CINEASTA RUSO QUE REVOLUCIONÓ LA FORMA DE HACER CINE.

Un creador que quizá ha caído en el olvido actualmente, pero cuya contribución al cine hizo cambiar la forma de editar para siempre.

Cultura Por: Alejandro 22 de enero de 2018
img_djuarez_20180122-075942_imagenes_lv_otras_fuentes_cineasta-032-k6ZH-U44211561533QXG-992x558@LaVanguardia-Web
Sergei Eisenstein El padre del montaje en cine

Tal día como hoy, pero de hace 120 años, nació Sergei Eisenstein. Un hombre cuyo nombre quizá ha caído en el olvido actualmente, pero cuya contribución al cine hizo cambiar la forma de editar para siempre. Este cineasta judio (Riga, 1898) está considerado el padre del montaje por ser el primero en lograr manipular las emociones de la audiencia con su forma de mostrar las secuencias.

Sergei Eisenstein dejó el teatro con solo 25 años para meterse de lleno en el séptimo arte. Entre su filmografía se encuentran grandes obras como ‘El acorazado Potemkin’, ‘La huelga’ o ‘Octubre’. En sus películas el protagonista no era un ninguno de los actores sin experiencia que fichaba, sino que se centraban en la masa, el pueblo.

Sus problemas con Stalin

Sus ideales comunistas, alejados de lo que dictaminaba el dictador Stalin, hicieron que Sergei Eisenstein fuera tachado de figura controvertida. Tuvo numerosos conflictos con funcionarios del gobierno por su forma de tratar los conflictos de clases sociales en el cine. Representaba la lucha de los trabajadores oprimidos contra la clase dominante.

Este genio del cine tuvo que emigrar a Estados Unidos para seguir dando rienda suelta a su imaginación, aunque la falta del permiso de residencia hizo que acabara residiendo en México entre 1930 y 1932. Allí empezó a rodar el file ‘¡Qué viva México!’, pero nunca se llegó a terminarlo y Sergei Eisenstein acabó volviendo a Moscú.

Su visita a EE.UU. hizo que acentuara la censura rusa sobre él

Su regreso fue visto con sospecha por el régimen soviético. A Stalin no le hacía gracia que hubiera visitado Estados Unidos y pasó a ser observado con lupa. Las dos siguientes películas de Eisenstein fueron censuradas directamente por cuestiones políticas y el cineasta pasó una profunda depresión.

Sergei Eisenstein falleció el 11 de febrero de 1948 después de sufrir un infarto que le provocó una hemorragia. Su pérdida fue una trágica noticia para el cine, pero su aportación ha servido de inspiración para las siguientes generaciones. Fue tanto su talento que hoy Google le ha rendido tributo dedicándole uno de sus doodles animados.

Te puede interesar